Entre Sacos y Básicos



Todas podemos llegar a considerar que el look perfecto existe. Claro, después de conocernos y enfocarnos en nuestro propio estilo; pero cuando lléga la hora de agregarle un saco, cierta perfección, puede llegar a verse amenazada.


Pues esta prenda, a pesar de que es un básico imprescindible, no déja de complicarnos la vida de vez en cuando.






A la hora de organizar el closet, podemos darnos cuenta de que quizás, la prenda que más tenemos y más espacio ocupa, son los sacos y ésto puede ser un poco tedioso, hasta el punto de querer deshacernos de estos. Es ahí, cuando podemos reorganizar y reinventarnos.


Todas tenemos prendas pasadas de moda y por lo general, los suéteres son los que suelen llevar esta etiqueta, porque duran mucho tiempo. Pero, la solución es quedarnos con los que realmente nos gustan y ahora sí, deshacernos definitivamente de los que no usamos nunca; como diría Marie kondo: "debemos tener prendas que nos hagan felices".



La prenda


Aquí, es cuando te recuerdo que todo, absolutamente todo tiene dueño, es decir, todos los gustos entran en juego y los sacos no tienen por que ser la prenda fea de tu armario.


En este tiempo, se pusieron de moda, no solamente como complemento para el frío, sino como una prenda que realmente, levanta el look y debería ir bien con todo.




La clave es tener uno que otro, en colores neutros, que sabemos que irán bien con la mayoría de tus outfits diarios, sin tener que buscar demasiado.


Ahora, si quieres modernizarte un poco y estar en onda, puedes revisar qué es lo que se esta usando actualmente; también crear looks con sacones largos u oversize, mejor si son abiertos, estos van perfecto con algo casual, o al contrario, algún saquito corto como complemento.


No dejes de lado los hoodies y deportivos lisos o con estampados y leyendas.


Cada prenda habla de ti, piensa que tus sacos son el aliado perfecto.


Besos!!







55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo